yoga
OM

Los que realmente me conocen saben que el deporte no formó parte de mi vida hasta hace relativamente poco. Sí, en casa  trataron de inculcármelo desde pequeño y sobre todo mi papá que al dia de hoy es muy buen deportista, desafortunadamente ese no fué mi caso y todos los deportes que intenté practicar en mi infancia fueron un fracaso. Jugando tennis siempre volaba la pelota, nadando era muy lento, y bueno en el futbol…mi primer y único gol que he metido formando parte de un equipo… fue autogol. Digamos que siempre fuí del tipo intelectual.

Afortunadamente llegó ese momento de catarsis, en el que me dí cuenta que quién era entonces no era quien quería ser el resto de mi vida y empecé a reconstruirme. Fueron muchos cambios, de personalidad, amistades, actitud y estilo de vida. Digamos que llegó un día en el que me di cuenta que la vida se va demasiado rápido y sentí que ya había desperdiciado demasiado tiempo haciendo lo que “debía hacer” y no lo que realmente quería. Entonces surgió la pregunta… ¿que quiero?

Y en esa búsqueda fué donde encontre la Yoga, creo que en su momento lo confundí con meditación y pensé que era lo único que me permitiría concentrarme y pensar. Y aunque no fué exactamente así, me sirvió bastante. Tenía como 20 años cuando tomé mi primera clase y creí que simplemente iba a sentarme en posición de flor de loto, hacer vizco, poner las manos como si tuviera artritis y buscar poner mi mente en blanco…no, así no fué. Fué algo tan retador y a la vez tan gratificante que desde entonces supe que quería continuar, y además era la primera vez en la vida en la que un instructor me decía que tenía aptitudes y que debía continuar… no mas autogoles!!

Y así lo he hecho, si he tenido periodos donde por trabajo o decidia lo he abandonado, especialmente en el último año, pero es de esas cosas que todo el tiempo tienes en la cabeza y que te llaman, conforme mas tiempo paso sin practicarlo mi cuerpo lo empieza a pedir, además de que me comienzo a sentir “rígido” y torpe, entonces me motivo a continuar y darme tiempo para practicarlo, solo o en grupo.

Bakasana
Bakasana

Ahora que empecé mi entrenamiento rumbo al Ultra y en el que no he practicado yoga en un buen rato me di cuenta que después de cada entrenamiento siento más esa rigidéz que no me gusta, así que he decidido retomarlo e integrarlo como parte del entrenamiento, y es que a final de cuentas puedo decir que antes de ser triatleta, soy yogui.

 

No queda mas que seguir organizándome para poder cumplir con todo el programa de entrenamiento, que al dia de hoy va al pié de la letra, y aunque apenas está empezando lo difícil con los volúmenes de entrenamiento en aumento y las dobles sesiones diarias, el yoga lo hará mas llevadero.

Mike

 

 

 

Clasica OMYa tiene tiempo que no rodaba como ayer, y es que, hace varios meses ya era de casi cada domingo agarrar la bici y salir con un grupo de ciclistas y recorrer la ciudad en una rodada recreativa, que de recreativa no tiene nada ya que como vas entre los autos y recorriendo gran parte de la ciudad es un gran reto mantenerse dentro del grupo para no quedar flotando solo en alguna avenida de alta velocidad.

Y pues ayer que se celebró una edición mas de la Clásica carrera ciclista Office Max, volví a sentir esa adrenalina de ir en medio de un pelotón, rodando a una velocidad no menor a 40km/h, con el corazón a tope y los sentidos al máximo para poder mantenerme dentro del grupo.

Esta carrera la hice hace un año con prácticamente un par de semanas de haberme estrenado como papá, y definitivamente mi rendimiento no fué el mejor, recuerdo no haber aguantado mas que una de las 6 vueltas en el pelotón, antes de haberme quedado solo, así que ahora tenía la esperanza de tener mejor condición (y piernas) para soportar la exigencia de esta carrera.

Llegó el momento de la carrera, y yo, con una mezcla de nervios y emoción estaba decidido a mantenerme en el grupo, es bastante complicado ya que a escasos 200m del arranque llegas a la primera vuelta en U, y los ciclistas mas fuertes aprovechan cada una de éstas para hacer un sprint y buscar fugarse, y efectivamente así fue, todavía no terminaba de dar la vuelta cuando vi como salieron los primeros ataques. Estar en la punta me es casi imposible, así que buscaba irme a rueda del que viera que tuviera el nivel para aguantar el sprint y que luego nos ayudáramos para conectar nuevamente con el grupo y así lo estuve manteniendo.

Llevaba 4 vueltas y seguía en el pelotón, me sentía todavía fuerte, aunque sentía que el corazón me iba a explotar sabía que podía aguantar las 2 vueltas siguientes! Estaba emocionado, llegamos una vez mas a la glorieta, voy en la orilla, así que trato de cerrar un poco mas la vuelta para ganar unos metros… media glorieta… fuck! Justo ahí lapeamos a otro cuate que parece que va paseando, me abro un poco para reintegrarme al grupo y en ese momento viene el jalón, me agarro del único que puedo…. levanto la mirada para darme cuenta de que perdió al grupo y no estaba haciendo nada por alcanzarlo, hago un sprint para tratar de alcanzarlos, es inútil, voy solo.

Me voy prácticamente media vuelta solo pero sin rendirme, cada que rebaso a alguien le grito que se pegue con la esperanza de formar otro grupo, pero nadie hace caso o no entiende, que fácil se rinden…

Siento los latidos del corazón en la cabeza, al menos voy dando lo mejor, pienso, llego al auditorio y veo que el pelotón grande ya va del otro lado, ya de regreso, imposible alcanzarlos, pero también veo que metros atrás viene un pequeño grupo tratando de conectar, así que apenas llego al retorno aprovecho la bajada, posición aero y a darle con todo hasta alcanzarlos. Voy saltando de uno a otro de los que van paseando, que aunque van lento me ayudan a descansar un poco para saltar al siguiente.

Por fin alcanzo al segundo grupo, descanso unos segundos y me aferro para seguir con ellos hasta el final, y así fue, sabía que no iba a ganar nada, pero disfrute cada pedaleada de ese sprint final!

Y aqui estoy iniciando otra semana rumbo al gran reto, 123 dias me separan del objetivo y la motivación va en aumento.

En cada entrenamiento me siento mas fuerte y voy cumpliendo el entrenamiento al pie de la letra. Esta semana será muy retadora ya que viene un fin de semana con muchísimo trabajo que difícilmente me dejará tiempo para cumplir el entrenamiento al pie de la letra, así que tocará sacrificar horas de sueño para cumplir lo mas que se pueda.

Mientras tanto, seguiremos aumentando el volumen, comiendo mejor, y entrenando inteligentemente.

Mike

#TRI4REAL

 

http://www.strava.com/athletes/1221493/activity-summary/9bdbafb78c85b77d79e3be40ad2cd6ded23d15f9

http://www.strava.com/activities/209307976

Stretching

Este ha sido tema de conversación mas veces de las que imaginan, a veces por trabajo, la mayoría porque me ven entrenando, en carreras o en fotos.

Y es que el correr con huaraches, en específico con Luna Sandals, fué algo que me atrapó desde la primera vez que las probé, y que me ha ayudado a experimentar el correr de una manera muy diferente. Hace poco mas de un año vi el producto en una pagina de internet, y desde ahí llamo me llamó mucho la atención, y como a veces me pasa, me obsesioné con el probar y saber que se sentía correr de esa manera.

Mas tardé en investigar que en lo que ya las había pedido, de hecho pedí unas para mi y otras para mi esposa, quien caminó con ellas un par de horas y me dijo que luego saldría a probarlas corriendo… ese día nunca llegó.

Pero yo al dia siguiente ya estaba corriendo con mis Lunas, fué una experiencia muy extraña, ya que mas que enfocarme en las sensaciones, estaba distraído por como me veía la gente. Y de cierta manera tratando de “correr bien” para no lastimarme por el prácticamente nulo soporte que llevaba.

Fué un periodo de adaptación de un par de semanas, ya que mas que preocuparme por como corría tenía que estar probando en cada entrenamiento otra forma de ajustar las correas para que no me rosaran entre los dedos. Si me llegaron a lastimar algunas veces porque me quedaban muy flojas o muy apretadas y eso hacía que la fricción me abriera un poco, pero nunca fué algo que me detuviera, de hecho muchas veces no me daba cuenta de la lesión hasta que terminaba de entrenar.

Y en cuanto al impacto, definitivamente sirvió el haber cambiado mi técnica hacia natural running años atrás, ya que de esa manera el aterrizaje a la hora de correr es mucho mas suave y el riesgo de lesión es mínimo. Es cierto que cuando comencé a correr con las Lunas, me volví un poco mas lento ya que por la forma de correr mi zancada se recortó y me costó trabajo incrementar la cadencia, pero creo que ultimamente voy mejorando esa parte.

Al día de hoy ya no corro con otra cosa, y ya me acostumbré a las miradas raras, que se me emparejen o me detengan para preguntarme porqué corro así, un par de veces hasta me han regañado por “andar haciendo eso” y que porqué no cuido mis rodillas. Y pues creo que mi técnica no debe ser tan mala ya que he logrado correr triatlones, Ironman y hasta 60 kilómetros continuos de esta manera sin mayor repercusión que acabar muy cansado. jeje

Definitivamente seguiré corriendo de esta manera, se ha vuelto mi estilo y ahora tocará enfrentar el Ultraman con mis huaraches, no se si sobrevivan los que he usado desde el primer dia ya que llevan como 2000K acumulados, y aunque se siguen viendo como nuevos, vienen muchos entrenamientos muy largos.

Mike

RodandoCasi a diario escucho comentarios sobre lo difícil que es hacer pruebas de alto rendimiento, ya sean triatlones, maratones, Ironman o Ultradistancias, y aunque es verdad, va mas allá del dia de la competencia.

La prueba en si puede ser muy demandante y generar mucho desgaste, pero ya que analizas todo lo que hubo detrás te das cuenta que lo realmente difícil es la disciplina que hay que llevar durante el entrenamiento para llegar al día de la prueba.

Lo sé porque he vivido ambas caras de la moneda, he tenido temporadas de entrenamiento llevadas al pie de la letra, cuidando mi alimentación, horas de sueño y por supuesto cumpliendo con el programa en todo momento y por el otro lado, como la temporada pasada, entrenando a medias y cuidando poco los aspectos de nutrición.

La diferencia a la hora de la competencia se siente desde el momento en el que arrancas, ya que aunque sabes que tienes una “base” que te va a ayudar a terminar la prueba, por dentro sabes que no estás los suficientemente preparado para rendir al máximo y hacer un buen papel, por el contrario, sabes que va a doler, y que no lo vas a disfrutar como debieras.

Ahora tengo de frente una prueba extrema, y definitivamente quiero ir bien preparado, sintiéndome fuerte en todo momento y sobre todo disfrutando la competencia. Se que será desgastante, pero quiero llegar a la meta sabiendo que lo dí todo y que me dediqué a hacer lo mejor. Esa prueba termina en poco mas de 4 meses, pero empieza desde hoy.

Estoy de vuelta, el programa está listo y comienzo a re adaptarme a las largas horas de entrenamiento. Vuelven esos dias en los que cuando el sol comienza a salir tu ya llevas al menos una hora corriendo o sobre la bicicleta, y a acomodar sesiones de gimnasio en los “tiempos libres”, mi vida se vuelve a medir en minutos por kilometro, cadencia, pulsaciones, brazadas, y elevaciones.

Será un reto mayor, ya que si un Ironman es difícil prepararlo, un ultra, requiere  mas esfuerzo y siendo papá todo se complica al doble. Afortunadamente tengo el apoyo de mi familia con el que siempre he contado, y soy muy muy muy afortunado por eso.

Mi motivación principal es sobresalir, ya basta de esos dias de ir a “terminar”, quizás todavía no tengo lo suficiente para ganar, pero ¿porqué no irme preparando para algún día lograrlo?

Dicen que las pruebas de fondo se construyen con los años. así que estoy en el momento ideal para empezar.

Veremos que pasa.

Mike

#TRI4REAL

https://platform.linkedin.com/badges/js/profile.js

Reset Siendo totalmente honesto, aunque siempre trato de cuidar mi alimentación, la verdad es que nunca me he limitado en cuanto al tipo de alimentos que ingiero y nunca he hecho una dieta. Digo que me cuido porque no tomo refrescos y evito la comida muy grasosa, sin embargo tengo una debilidad muy grande por el pan, todo tipo de pan, no discrimino, y cuando se trata de desaparecer un delicioso bife siempre estoy listo para enfrentar el reto.

Así que ahora que estoy comenzando mi preparación para el siguiente reto, que es el Ultraman, decidí que voy a hacer las cosas bien y  apegarme al entrenamiento, hacerme un check up y cuidar mi alimentación. Y es precisamente en este último punto donde decidí “resetearme” de toxinas, grasas y demás chatarra que haya en mi cuerpo para empezar de cero.

Tome la decisión de probar con  3 dias de Reset Juice, sentí que 1 dia era muy poco y quizás no iba a sentir nada, y después iba a decidir si lo expandía a 5 o hasta 7 dias.  Ahora les digo que para mi 3 dias fueron suficientes, quizás en otra ocasión aguante más, pero por ahora si tuve bastantes sensaciones que me convencieron de que mi cuerpo sintió una mejora.

¿Porqué Reset Juice y no jugos hechos en casa?

Al buscar información sobre jugoterapia, descubrí un término que no conocía ,”prensados en frio”, que es precisamente lo que ofrece Reset. Resulta que un jugo exprimido en extractor o con maquinas está expuesto a fuentes de calor por el simple hecho de que la extracción se hace por un movimiento mecánico, esto ocasiona que el jugo, en el momento justo en el que está siendo exprimido, comience a oxidarse, lo cuál hace que su vida sea muy corta y sus propiedades y nutrientes se reduzcan casi al 50% en un instante.

En cambio con el método que utilizan para prensar en frio, el jugo sale y se mantiene casi como si siguiera dentro de la fruta e incluso hace que dure mas tiempo. Al grado que un jugo de Reset puede durar hasta 3 dias sin perder propiedades o sabor, y bueno, creo que todos hemos tomado un jugo de naranja que lleva mas de dos horas exprimido y no sabe igual que recién salido de la máquina.

Entonces llegaron mis jugos a The Triathlon Store, era el kit Endurance, que está diseñado para deportistas, ya que te da nutrientes para rendir mas y además te incluye 2 leches (de almendra y de nuez) que sirven como un sustituto de proteína, así que llegó el momento de empezar.

 

DIA 1

Todo inició con el jugo UNBEETABLE, un jugo rojo concentrado debido al betabel que trae como base, combinado con manzana, pepino y apio. Soy fan del jugo de naranja con betabel, así que no le tenía miedo al sabor, no podía ser tan malo. Solo me tomó un sorbo saber que ese sería mi favorito. ¡Sabía delicioso!

Fue avanzando el dia y en intervalos de 2 a 3 horas tocaba probar un jugo nuevo, todos me iban gustando. Algunos mas dulces como el Greenergy y otros un poco mas condimentados como el Pinebliss, que por el jengibre que contiene te da un sabor algo picoso que si te saca de onda, no te lo esperas, pero nada de que preocuparse.

A lo que mas le tenía miedo era a los jugos verdes ya que regularmente saben a puro apio y perejil y la verdad no me encantan, y en el Kit Endurance vienen 2, y no solo no saben feos, sino que saben muy bien, podría tomarlo cualquier dia sin problema.

El dia fue avanzando y quizás el primer efecto que sentí fue la abstinencia de la cafeína, no es que tome demasiado, pero si rigurosamente 2 tazas al dia y generalmente bien cargado, todavía no eran las 5 de la tarde y me empezó a dar mucho sueño, incluso me costaba trabajo concentrarme para trabajar, generalmente me encuentras haciendo varias cosas a la vez, y en esta ocasión me costaba concentrarme en una sola, ya pasará, pensé…

Lo interesante es que hambre como tal nunca tuve, de repente eran ratos de ansiedad por comer, pero ya que me concentraba en las sensaciones me di cuenta que no era realmente hambre, simplemente el hecho de saber que no había comido nada solido en todo el dia.

Ese dia si terminé muy agotado, simplemente sin pila, aunque sabía que tenía la nutrición que mi cuerpo requería me faltaba la cafeína y azucar que acostumbro comer por las tardes. Sin embargo aunque creí que no iba a poder dormir por el hambre, nunca la tuve y dormí sin problemas.

 

DIA 2

Tocaba salir a correr y generalmente lo hago en ayunas, así que no tuve mayor problema. Simplemente tomé agua antes de salir y al regresar la leche Vitality Milk, hecha a base de nuez, semillas de hemp, vainilla y agave. Esta ya la había probado antes y la verdad es que esperaba con ansias que llegara el momento de tomarla, me encanta, podría vivir de eso, es un sabor similiar al agua de horchata, pero totalmente natural, y dulce pero sin empalagar. Eso lo tomé como mi proteína post entrenamiento, y una hora después mi desayuno, un jugo unbeetable mas.

El dia transcurrió ya muy cercano a lo normal, seguí sin sentir hambre y creo que hasta fuí mas productivo, ya que el poder estar tomando jugos todo el día me permitío trabajar de manera continua. Se que tampoco es bueno estar tanto tiempo sentado, pero en esta ocasión me ayudó a bajar la lista de pendientes.

Nuevamente entrada la tarde empezó el efecto psicológico, puedo jurar que olía a pizza en el trabajo, todos me veían raro, pero quizás el no comer nada agudizó mi olfato y podía oler la comida a metros de distancia.

Otro efecto muy interesante es que de repente si tenía antojos, pero contrario a lo que yo creería, se me antojaban cosas sanas, como una pechuga asada con brocolí, o un sandwich integral con queso panela.

DIA 3

En esta ocasión repartí la Vitality Milk en 2 porciones una antes y otra después del gym, y creo que funcionó bien, al entrenar me sentí bien, con energía, aunque si fué una sensación extraña ya que me sentía un poco mas ligero, es absurdo pensar en el peso ya que aunque si bajé, no fué nada significativo, terminé mi entreanamiento sin contratiempos, pero creo que si tenía la energía justa, ya que saliendo del gimnasio me dió un ataque de hambre y sentí un bajón de energía.

Comencé la toma de jugos y creo que fueron demasiado pronto uno de otro, ya que se terminaron muy rápido, regularmente me duraban perfecto hasta la hora de dormir, y en esta ocasión a las 5 de la tarde me estaba tomando el último. Pero fué un dia que transcurrió ya muy normal, ya no existió el hambre y creo que mi cuerpo ya se acostumbró a no funcionar con cafeína porque ya no me siento cansado ni con sueño.

Como dije al principio, estuve tentado a comprar el kit por otros 3 dias, pero el fin de semana se acerca y voy a subir el volumen de entrenamiento y no quiero arriesgar mi rendimiento, y tampoco quiero iniciar algo que no voy a terminar, soy demasiado necio en ese aspecto y prefiero no verme en ese dilema.

Esta desintoxicación fué algo totalmente nuevo para mi, me siento muy satisfecho de haberlo hecho y definitivamente creo que es algo muy sano que se debe hacer al menos un par de veces al año para limpiar el organismo que, aunque no nos guste, está saturado de químicos, conservadores y muchas sustancias que nos hacen daño y que a veces nuestro hígado no se da abasto para eliminar sin un poco de ayuda.

Ahora toca seguir con el plan de entrenamiento, cuidar la nutrición y seguir construyendo ese Ultra.

 

Mike

 

I don´t try, I TRI

#TRI4REAL

Reset Juice