Decir que la magia no existe puede ser una frase ridícula, obvia para algunos y como un cristal rompiéndose en pedazos para otros, en especial para aquellos que todavía tienen la esperanza de que un búho entre por la ventana con una carta de aceptación al colegio de sus sueños.

No quiero sonar aguafiestas, saben que siempre hablo desde mi experiencia y trato de ser lo mas neutral posible, sin embargo, cada día veo más gente atribuyendo el éxito y la vida de sus sueños a la magia, al pensamiento positivo, la ley de la atracción o como diría Odyn Dupeyron, al “pensamiento mágico pendejo”, lo veo tanto que me parece imperativo compartir que al menos en mi experiencia, toda esta magia solamente funciona cuando la combinas con los polvos de “pártete la madre trabajando”.

No voy a negar que yo también he pensado y meditado queriendo atraer todo el bienestar y abundancia que quiero para mi y para mi familia, pero en realidad no hay ninguna magia en eso, el tener una actitud positiva es clave para que todo el empeño y trabajo que dedicas para alcanzar tus metas no parezca tan difícil como realmente es, para que mantengas la motivación de seguir luchando y mantengas la cabeza fría y la determinación de continuar cuando las cosas no vayan bien, el cuál en un inicio puede ser un periodo bastante largo y repetitivo, porque inevitablemente la cagas y mucho.

Cada día y año que pasa me doy cuenta que pienso y me comporto cada vez más como mucha gente que desde hace años o décadas admiraba y los veía como aburridos, aquellos que yo veía como gente que se había vuelto exitosa “únicamente” porque la pasaban trabajando día y noche, porque no tuvieron el talento, el carisma, los contactos o la inteligencia de hacerlo con mas calma y glamour. El cual hoy alcanzo a percibir como una máscara más en esta vida que te exige aparentar cuando tu realidad no es lo suficientemente atractiva para el resto del mundo, lo cuál aplica para el 99.99% de la población humana.

A todos nos gusta compartir lo positivo, las grandes experiencias, éxitos, viajes alrededor del mundo, las medallas y los premios que nuestro trabajo y esfuerzo nos van dejando en el camino, sin embargo aún hay mucha gente que no se da cuenta que por cada logro y por cada foto que se publica hay otras 100 que no existen, simplemente porque la vida diaria y el tiempo que pasas en los momentos complicados del trabajo y sacando adelante tu vida no suele ser muy atractivo.

¿Entonces vivimos en una farsa? Únicamente di decides engañarte a ti mismo.

La verdad, por difícil que parezca, es que todos creemos lo que queremos creer, es bien chingón soñar que nuestro golpe de suerte llegará, que si nos concentramos y enfocamos en lo que queremos de alguna manera aparecerá algún dia frente a nosotros, que las cosas se acomodarán y que nuestro destino exitoso se materializará de forma mágica.

Queremos creer que los “influencers” de moda, tuvieron suerte, que no que pasaron meses o años estudiando y aprendiendo el uso de las redes sociales, algoritmos o incluso como editar una fotografía o un video. Es verdaderamente motivante ver que hoy existen cientos de “entrepreneurs” que crecieron de manera instantánea, pero cuando te acercas y platicas con cada uno de ellos te das cuenta que esa instante duró entre 5 y 10 años, en los que muchas noches seguramente no durmió, que estuvo a punto o incluso lo perdió todo, que fué inocente y estafado, y todo esto mientras daba una cara lo mas alegre y positiva posible ante un mundo que es rápido para juzgar y no perdona nada.

Aqui dejo en evidencia que he estado en ambos lados, he sido aquel que se siente omnipotente y triunfador donde otros no lo han hecho porque les faltó visión, así como un dia descubrí esa sensación de ahogo que dura semanas sin razón médica, es solamente la manifestación del pánico de ver como todo sale mal.

Recientemente recibí un comentario muy alentador, una felicitación con una frase que me puso a pensar: “…ya se que eres modesto y de los que relativiza el éxito, pero puedes sentirte bien orgulloso…”. Relativizar el éxito… ¿qué es eso?

Tuve que detenerme mucho a analizar que tanto existía dentro de esa frase, y la verdad creo que es algo que si hago, y en general muchos, al menos en mi país solemos hacerlo. Creemos que el éxito es casualidad, suerte, magia, mientras que el fracaso es por falta de capacidad. Es un mal cultural, crecemos creyéndolo y nos lo repetimos hasta que lo aceptamos; el que tiene el carro, el viaje y las propiedades tuvo suerte o es corrupto, mientras que es bien aceptado ser “pobre pero honrado”, donde la única pobreza es la que existe en esa forma de pensar.

Hoy sigo aprendiendo mucho, sigo viviendo esa lucha entre perseguir el éxito sin perder el pie del piso, sigo buscando ganar amor propio sin necesitar la aprobación de un tercero, busco aceptar lo que se ganó con esfuerzo en lugar de pelearme con él y cada vez decido escuchar menos esas creencias pobres de que el ego es malo, cuando en realidad es totalmente humano, en resumen me tocó crecer en una sociedad a la que le falta mucho darse cuenta del gran valor que tiene.

Mi intención no es desanimarte, todo lo contrario, quiero que sepas que si decides arriesgarte tarde o temprano valdrá la pena, pero debes tener claro que va a requerir un esfuerzo sobrehumano, algo que aún no conoces y que posiblemente te haga descubrir sentimientos y una fuerza diferentes dentro de ti que no sabías que tenías. Entre mas rápido lo aceptes mas fácil podrás evolucionar y aprender a seguir avanzando cuando las cosas se ponen rudas.

Entiende que no tienes que convencer a nadie, ni a tus colaboradores, tu familia y mucho menos tus amigos (muchos de ellos desaparecerán de tu vida), es tu sueño, es tu ambición y debes de ser capaz de defenderlo cuando corresponde y adaptarte rápidamente cuando haga falta, pero nunca puedes dejar de escuchar lo que pasa a tu alrededor, sean cosas positivas o negativas, debes estar pendiente de todo lo que pasa es clave para entender como actuar y aislarte es un lujo que dificilmente podrás recuperar.

Si quieres creer en la magia, está perfecto, pero recuerda que hasta el hechicero más poderoso dedica su vida a perfeccionar cada uno de sus hechizos.

Mike

Vida Ultra

No sé ni porque escribo esto, si de cualquier manera va a generar molestia en algunos y valemadrismo en otros, quizás a alguien le parezca positivo, pero generalmente la crítica es mas común, porque hoy en dia, a nadie le parece nada.

Haz lo que te de la gana, porque:

Si haces ejercicio o no lo haces…

Si comes saludable o pura chatarra…

Si te gusta empedarte o no tomar alcoho…

Si votaste por el verde, el rojo o el azul…

Si no votaste…

Si crees en tus gobernantes o si no lo haces…

Si eres rico o si eres pobre…

Si aparentas o eres auténtico…

Si eres blanco, negro o amarillo..

Si te quedas en tu casa o si no lo haces…

Si trabajas de más o de menos…

Si cuidas el planeta o eres ecocida…

Si gastas o si ahorras…

Si amas tu país o lo juzgas todo el tiempo…

Si te gusta el rock o el reggaeton…

Si eres empleado o tienes negocio propio…

Si tienes pareja o no la tienes…

Si te casas o no lo haces…

Si te divorcias o vives donde no eres feliz…

Si confias en tu pareja o eres una persona tóxica…

Si eres LGBT o no lo eres…

Si apoyas la diversidad o no lo haces…

Si quieres tener hijos o no quieres…

Si los educas como dicen los estereotipos o no lo haces…

Si es parto o cesárea…

Si toman leche materna o fórmula…

Si eres hombre opinando en temas de mujeres…

Si eres mujer opinando en temas de hombres…

Si prefieres no opinar de lo que no sabes…

Si dices groserías o eres muy propio al hablar..

Si eres inclusivo o eres como todes…

Si eres machista, feminista o te abstienes de tomar postura…

Si vas a terapia o no lo haces…

Si te conformas con la realidad que te tocó o te aferras a cambiarla…

Si te quejas o te quedas callado…

Si brillas de más o te quedas apagado…

No importa donde vivas, donde naciste, lo que hagas o dejes de hacer, siempre habrá un tema, siempre habrá alguien que esté en desacuerdo contigo y que hablará de tí, en tu cara o a tus espaldas.

¿Si de cualquier manera habrá alguien que va a joder, porqué te da miedo ser tú?

Mike

Ya pasaron 3 semanas de que se cruzó esa meta, la reseña está lista y aún estoy preparando el video, pero a final de cuentas la carrera ya terminó y es hora de enfocar la mente en lo que sigue… ¿Y que sigue?

Si bien uno de los efectos después de una competencia tan demandante y que te lleva al límite como un Ultra es entrar en un periodo de “depresión”, es totalmente válido y necesario el tomar un periodo de descanso físico y mental para terminar de asimilar la vivencia y realmente darnos el gusto de disfrutar el logro, pero es importante controlar que ese descanso no se convierta en un abandono de uno mismo.

Una persona que se enfrenta a este tipo de retos es muy probablemente alguien con una personalidad tipo A, por lo que el sentido de urgencia y el inminente deseo inmediato de pensar “que sigue?” es inevitable y es justo eso lo que lo lleva a buscar cada vez más, en pocas palabras tendemos a ser personas con un comportamiento adictivo y no es para menos con las altas dosis de adrenalina y endorfinas que nos ganamos después de una severa chinga como un Ultra.

Llevas meses entrenando, rascándole minutos al dia para poder cumplir con tu plan, y una vez que lo logras sueles tener tanto tiempo libre que no sabes ni que hacer con él, y es en este periodo donde tu mente comienza a divagar y puede surgir la famosa depresión post competencia, la cuál, si no es sustituida por un nuevo reto, sin importar el tiempo que tome cumplirlo, te puede llevar al lado obscuro, que es justo el estilo de vida opuesto al que viviste durante meses, ahora te puedes convertir en una persona adicta a los malos hábitos, mala alimentación y sedentarismo extremo.

Suena dramático, pero si vives en este mundo del deporte y te pones a pensar, seguramente hay alguien que conoces que dio este radical cambio en su vida, y después de alguna competencia exigente como un ultramaratón o un ironman se tomaron un periodo de descanso que lleva años y no parece tener fin. Bicicletas llenas de polvo u oxidadas, pantalones de tallas cada vez mas grandes y una continua promesa de que iniciando el próximo mes “regresa” a entrenar son características comunes en atletas con este problema.

Afortunádamente, al dia de hoy, este no es mi caso, todo lo contrario, como lo dije en un post anterior, mi “carrera” de atleta es un plan a largo plazo que apenas comienza, todo lo que he hecho forma parte de una base de preparación para retos mas agresivos que quisiera completar en unos años. Soy consciente de que en ésta época de mi vida, siendo emprendedor con un negocio que me requiere de tiempo completo, una familia con hijos pequeños que requieren mi atencion y un comportamiento obsesivo de participar en todos los proyectos que me son posibles, el tiempo que me queda para ser atleta es únicamente el suficiente para permanecer siendo un entusiasta aprendiz de la resistencia.

Por lo pronto, para 2019 ya tengo un objetivo definido, inscrito ya estoy y le traigo tantas ganas que ni siquiera tuve un periodo de descanso total, quizás me tome unos dias en este fin de año, pero la idea es mantenerme activo para seguir con el “vuelito” que traigo y que sea mas fácil comenzar el entrenamiento para el reto tan demandante que me espera y del que prónto les hablaré.

Me tomó varios años y varios ultras el llevar mi cuerpo y mi mente a este punto en el que realmente disfruto cada instante de algo que en un inicio parecía demandante y es por eso que ahora me siento con la confianza de subir el nivel sin temor de perder el gusto o dañar a mi cuerpo. Lo cuál siempre será mi recomendación #1 como entrenador, haz las cosas por gusto, se trata de disfrutarlo, ten paciencia y aprende de ti mismo.

¿Y tú has vivido alguna depresión post competencia?

#VIDAULTRA

Mike

Desde hace ya bastante tiempo tenía tiempo de ejecutar este reto que les voy a platicar, por una o varias razones no había logrado darle forma hasta que lo platiqué con algunos de esos locos que conozco y hubo uno que se emocionó igual que yo al escuchar mi idea, inmediatamente se formalizó el asunto y comenzamos a dar forma a esto que hoy se llama ULTRA TRIATHLON 520 NON STOP.

Existen diferentes modalidades de ultra triatlones, pueden ser bi, tri, penta o deca Iron, y el mas conocido, el Ultraman; la particularidad es que todos estos eventos son en etapas que pueden tomar entre 2 y 10 dias, en este ocasión haremos un triatlón con distancias ultraman en modalidad non stop, los que ya están familiarizados con esta prueba entienden que el reto es hacer lo mismo pero de manera continua, para los que no saben les explico que es nadar 10K, rodar 425K y correr 85K sin parar, así es, hacer todo esto en un máximo de 36 horas continuas. Lo tradicional es dividirlo en 3 etapas de 12 horas y descansar entre una y otra, pero en esta ocasión el reloj no se detendrá en ningún momento.

Este evento se está organizado para tener su primer fecha oficial en el año 2018, pero como sabemos que uno no puede hablar de lo que no conoce, nos dimos a la tarea de organizar nuestro propio evento, si, dentro de 2 semanas 2 amigos locos iniciarán una prueba bastante demandante por el simple placer de hacerlo, porque para nosotros esto es nuestro estilo de vida.

ULTRA TRIATHLON 520 NON STOP portada

Tendrá un toque de dificultad particular ya que no tendremos un crew regular que nos acompañe como se hace oficialmente, nuestras familias estarán presentes pero en un punto fijo, por lo que el evento será en gran parte autoabastecido, sin medalla, sin meta, sin medios, solamente el placer de enfrentarnos a un nuevo reto y superar nuestros límites.

Carlos, mi compañero en esta aventura, tiene un curriculum que deja clara su capacidad para enfrentar esta divertida aventura, muchas carreras exigentes, algunos Ultraman, antecedentes en EPIC5 y haber visto el mundo desde la cima del Everest no deja duda que puede con este reto, lo mejor es que siempre con una sonrisa y la sencillez que solo los grandes logran demostrar. Mi reto como un simple aficionado y apasionado de este estilo de vida es terminar dentro del tiempo límite, disfrutando al máximo la experiencia y a la vez buscando como hacer que esto sea algo inolvidable y un verdadero reto para los atletas que quieran formar parte de esta Ohana en los próximos años.

La cuenta regresiva comienza.

#UT520NS

Mike

20161226_190838El fin de año ya está aquí y con esto, inevitablemente, comienza la recapitulación de todas las experiencias vividas y la preparación de lo que viene, mejor dicho, en palabras triatletas para que nos entendamos, estamos en plena pretemporada física y psicológica.

Para muchos se puede decir que fué un año “estable”, donde las cosas siguieron el curso natural que llevaban y con una respuesta acorde a su preparación y expectativas, para otros termina un año en el que se enfrentaron diferentes dificultades, puede ser que no se lograron los objetivos deseados, quizás hubo que enfrentar alguna lesión o en otros casos mas drásticos algún fracaso deportivo o personal de algo que ansiábamos con todas las ganas, y para los mas afortunados termina un año magnífico, donde todo resultado superó las expectativas y se tiene un dulce sabor de boca y quizás el ego un poco inflado.

No importa cual sea el ciclo que estén cerrando, pero ese tema es clave, hay que cerrarlo.

Me atrevo a generalizar, pero creo que cuando nos encontramos en el punto medio, donde nada en nuestra vida es catastrófico ni extraordinario es donde es mas fácil mantenerse, ya que se está en una posición cómoda y preferimos “no moverle”, no vaya a ser que en lugar de mejorar ahora vayamos en reversa y pues sale peor la cosa. Pero en cualquiera de los 2 extremos es donde las expectativas están todo el dia en nuestra mente y la emoción de lo que viene ahora es totalmente errática.

Si nos fué muy bien es posible que estemos pensando en mas, nuevos retos, nuevos niveles que alcanzar y seguir alimentando el ego que no deja de pedir, y si nos fué mal se tendrán muchas razones para ya estar contando los dias para cerrar el año y empezar de cero con la expectativa de que ahora la situación vaya a nuestro favor.

Todos hemos estado en todas estas situaciones, simple y sencillamente porque así son los ciclos, así es la vida, asi lo es todo. Y a lo que quiero llegar es que debemos de darnos ese tiempo para analizar lo que no nos gustó y visualizar lo que queremos, es simple, pero hay que hacerlo.

Disfruta lo que hayas logrado, reconoce en lo que la hayas cagado y mentalízate para hacerlo mejor la próxima vez.

Mike