“Seguir cuando crees que no puedes más es lo que te hace diferente a los demás.” -Rocky Balboa-

Después de una buena convivencia en la meta y ver el nivel de atletas con los que me estaba enfrentando, cambió totalmente mi mentalidad y mi estrategia, así que el día 2 tendría que aprovechar el poco tiempo que teníamos sin sol y con el viento “tranquilo” para que la 2ª vuelta saliera con puro corazón y si de algo servía, esperar que la experiencia que he ganado me sirviera de algo. En esta ocasión la salida era individual por lo que era un poco mas “fácil” ubicar que tan bien o mal iba y así podía ser mas conservador, una vez mas creo que no fui el único que pensó así, pude notar en la 1ª vuelta que, a excepción de los punteros que iban a tope, el resto íbamos a un ritmo similar, bastante controlado y así como algunos me pasaban, durante muchos kilómetros se mantenían a la vista a un ritmo similar al mio y de igual manera los que iban detras de mi. Prácticamente en los retornos y abastecimientos era donde se daban los rebases, pero al menos durante 100 km vi que todo se mantuvo constante.

Arranque en modo TT

Lo que si era evidente era que los punteros cada vez se separaban mas, era impresionante ver la velocidad que mantenían a pesar de que el calor y el aire cada vez se ponían mas rudos. No hice ni el mas mínimo intento por acelerar o recortar la distancia, no tenía ningún caso, además cualquier ayuda que le pudiera dejar a mi cuerpo para enfrentar los 50Km que faltaban de carrera en el 3er dia era bastante buena.

La primera vuelta pasó sin complicaciones, podría decir que incluso fue aburrida, solo aguantando el ritmo disfrutando el paisaje, el aire que aunque estaba fuerte desde el inicio aún no era tan caliente, y por ratos si pude darme el gusto de desconectarme de cualquier otra cosa que no fuera “el momento y el lugar” en el que estaba, un momento muy zen, de paz y equilibrio, como pocas veces me puedo dar el lujo de disfrutar en ésta etapa de mi vida, nada que ver con el dia anterior donde de pronto me sorprendía pensando en impuestos mientras pedaleaba, si, así de patético.

Una vez que terminé la 1er vuelta y llegué al retorno era momento de recargar energía, nutrición, agua y arrancar un poco mas fuerte, me estresó un poco el hecho de que llegué con la intención de hacer un abastecimiento lo mas rápido posible y no encontraban mi bolsa de special needs, no podía irme sin hacer esa recarga, ya que ahi llevaba la nutrición estratégica que iba a necesitar. por un momento pensé que nunca iba a aparecer y ya estaba calculando si con lo que traía iba a ser suficiente, afortunadamente si apareció y volvió la calma.

Todavía gozándola

Baño de agua helada, nutrición, lista, mente lista, y arrancamos por otros 90K de pura gozada, en este tramo creo que pasé y me pasaron varias veces, evitaba al máximo engancharme y acelerar, simplemente me iba al mejor ritmo que las piernas y el aire me permitían, tenia que llegar al retorno aún sintiéndome fresco para que, ahora si, de regreso poder dejarme ir como gorda en tobogán. El calor ya no me dejó disfrutar este tramo como la 1a vuelta, el calor y yo nunca hemos sido buenos amigos, (se los dice alguien que entrenando a 10°c ha sufrido golpe de calor por ir demasiado abrigado), en el abastecimiento intermedio tuve que parar a darme otro baño de agua helada, lo bueno es que los voluntarios de ese puesto ya me conocían y sabían lo que quería y en cuanto llegaba ya tenían todo listo para empaparme, paré apenas unos segundos y aún así fue suficiente para ser rebasado un par de veces mas, pero definitivamente prefería eso a malviajarme si la temperatura hacía de las suyas. Se me hizo muy rápida la llegada al retorno, a pesar del viento que ya estaba mas fuerte, creo que iba mas rápido, una vez mas hice un abastecimiento total, cambio de ánforas que dejé preparadas en special needs, baño total de agua y arrancamos de regreso!

A punto de empezar la 2a vuelta

Ibamos como 4 o 5 en “persecución”, quizás era alucinación mia, pero sentía que si había cierta competencia entre nosotros, divertida y de cuates, pero competencia a final de cuentas. Me siento tan fresco que por ratos me puedo dar el lujo de acelerar para ver si me separaba del grupo, un par de veces fué parejo, de repente me la aplicaron y recibí un par de rebases que preferí no responder, no era el momento, segúi a mi ritmo, quería regresar a la zona de manglar para comenzar a cerrar, los últimos 20Km iban a ser decisivos y quería poder mantenerme.

Una vez llegando ahi, me fuí con todo, sin voltear a ver si alguien me seguía y con el único objetivo de rescatar los minutos que fueran posibles, siento que traigo un buen ritmo, lo voy disfrutando al máximo y voy viendo en la computadora como cada vez el mapa me acerca más al anhelado punto verde para terminar la etapa del dia, un par de veces volteo y no veo a nadie ni siquiera a lo lejos, de igual manera no alcanzo a ver a nadie al frente, siento que todos estamos aplicando la misma estrategia y mientras nadie se queme todos llegaremos parejos. Faltaban aprox. 12 km cuando bajo el ritmo para sacar una última pastilla de sal cuando de pronto me pasa Aldo hecho la madre. Fuck! me la aplicó, y no estoy seguro pero creo que todavía me echó porras como queriendo decir “ya te chingué”, trato de responder pero apenas dí 2 pedaleadas y ya se me había ido, ni hablar, no había de otras mas que volver a apretar para ya terminar de una vez por todas. Paso por el último abastecimiento y apenas logré agarrar la botella, un sorbo, último baño de agua fria y a darle hasta que las piernas chillen, y aunque creo que si iban chillando, por fin logre llegar a una zona de curvas donde se hace interminable porque sabes que estás por llegar a la meta pero cada que crees que va a aparecer, siempre seguía faltando un poco mas.

Se logró el dia 2

Por fin a lo lejos alcanzo a escuchar la música y descanso, se había terminado esta madrina. Satisfecho por quedar realmente vacio, creo que no hubiera aguantado 1km más a ese ritmo, acalorado, agitado como se debe, lo había dejado todo y eso me era suficiente. Me recibe Jack Sparrow en la meta y todo vuelve a la calma, pero solo unos segundos… el aquí y el ahora se van a la fregada, no puedo evitar pensar que al dia siguiente ese mismo calor me acompañaría para correr 50km.

Mike

#VidaUltra

Anuncios

Pues si, inevitáblemente el año llega a su fin , es momento de decir adios, arrivederci, tschüss, sayonara y hacer todos los cierres que necesitemos en nuestra vida, continuar con los que no se rigen precisamente por el calendario gregoriano y lo mas importante, prepararnos para dar inicio a nuevas etapas.

Uno de los principales cierres a los que llego es a lo que fué un Ultra mas en mi vida, los que me conocen saben que para mi este evento es mucho más que una carrera en mi calendario, es una carrera que lleva una parte importante de mi ya que estoy involucrado y comprometido de diferentes maneras, y una de las principales es en la producción del video documental de la carrera, el cuál es igual o más difícil como la carrera misma.

Para los que no sepan, la producción de videos es algo que me apasiona y formo parte de una casa productora que, si bien le hace a todo, lo que nos apasiona son los videos deportivos, y justo este evento se ha convertido en la cereza del pastel año tras año. Para crear algo asi se requiere de la colaboración de grandes artistas visuales (Jorge Ozorno, Hugo Damián, Eduardo Badillo y Bertín Garcia) quienes bajo la dirección de Jorge logran una obra maestra que transmite todo lo que los atletas viven (vivimos) durante esos 3 dias.

Y es justo con el lanzamiento de este video que se cierra el ciclo Ultra de cada año, después de meses de entrenamiento, de planear la carrera y todo lo que me corresponde detrás de ella, llega el momento de competir, y a su vez ayudar en lo que se puede para la creación de este documental, que después de varias semanas más, por fin sale a la luz para terminar con todo lo correspondiente a este año, y a su vez, comenzar a planear todo lo nuevo para el siguiente.

Sin mas por el momento, y si es que no lo han visto, quiero compartir con ustedes el video de la edición 2018 del UltraMX515.

#VidaUltra

El video mas esperado del año

En este momento ha pasado exactamente una semana de que terminó una aventura mas de esas que me apasionan, el ULTRAMX515 una vez mas quedó tatuado en mi corazón.

Aunque es la 4a vez que estoy en la linea de arranque de una competencia de este tipo, no deja de ser toda una experiencia de vida, tan única y tan diferente que me causa la misma incertidumbre de la primera vez. Yo se que cada quien vive este proceso de manera diferente, para mi es como estar en otra dimensión, en la que vives miles de experiencias y días que parecieran eternos, pero que a la vez son tan fugaces que los recuerdo como si los hubiera vivido en cámara rápida.

El comienzo

Aunque el prepararse para este evento toma mucho tiempo, todo comienza a tomar forma y volverse “real” en el momento en el que el viaje comienza, si bien, todo está planeado con anterioridad, para mi siempre es un proceso como si me despidiera de mi vida como la conozco, si, metafórica y esotéricamente hablando, esto es real, uno jamás regresa igual de una competencia, sin embargo me refiero a que el partir rumbo a una carrera de este tipo implica el “desprenderme” de TODO lo que forma parte de mi.

Comienzo dejando un hueco en el estómago y en mi corazón al dejar a mi hija, se hace un poco mas grande al desprenderme de mi perro, si ese costal de arrugas también me duele dejarlo, paso a despedirme de mis compañeros y amigos de trabajo, el Tristaff, esa familia que forma parte de esta locura y que siempre está presente cuando mas la necesito, termino de empacar todo lo necesario y de la mano de Anahi, mi compañera y cómplice inseparable, partimos rumbo a la aventura, llenos de emoción de un nuevo reto y de flojera de viajar con tantas maletas, una vez mas.

Después de un largo dia estamos una vez mas en Fresnillo, listos para comenzar. Llegamos justo en el momento en el que la cena se había terminado y la junta previa comenzaba. Me emociono de encontrarme con algunos amigos y de ver como la OHANA se siente llena de energía y buena vibra. Hay muchas risas y bromas, no se siente ni un solo instante de tensión, todos parecen estar listos para enfrentar el reto y dar lo mejor de si.

20171102_103045

De pronto ya estamos comenzando el dia previo al arranque, en la agenda lo primero era ir al aeropuerto al amanecer para recoger a mis hermanos y a mi mamá, que completarían mi crew, sin embargo una vez mas la aerolinea hizo de las suyas y cambió el vuelo a las 10 pm. esto me generó stress ya que si ellos no llegaran ese dia, se complicaría nuestra logística para el evento dramáticamente. Aprovechamos el dia para comprar todos los suministros para enfrentar el dia 1, comida, agua, snacks y todo lo que pudiera necesitarse, aprovecho el resto de la tarde para solucionar algunos pendientes y conocer a algunos atletas.

Como algunos me conocen por este blog, me preguntan por algunos tips y hago lo mejor que puedo, no deja de ser una gran responsabilidad y es imposible para mi el tomarlo a la ligera, siempre mi mejor recomendación es que disfruten al máximo y que cuando la mente les juegue una mala pasada se tomen 1 min para descansar, respirar profundo y se permitan avanzar durante 5 min mas antes de tomar cualquier decisión, muchas veces esto es suficiente para superar el bloqueo y llegar a la meta.

El dia llega a su fin y afortunadamente mi familia llega justo a tiempo, ya es media noche, la próxima vez que amanezca estaré nuevamente en la linea de arranque…

Dia 1

Mi esposa siempre me dice que soy el único que puede dormir bien antes de una competencia, y la verdad es que aunque si me despierto agitado un par de veces en la noche por la emoción, puedo conciliar fácilmente el sueño y llegar fresco al arranque.

Llegamos con tiempo perfecto al lago, me tomó menos de 1 min el dejar la bici lista para la competencia, así que me despedí de mi CUBE y me acerqué al lago justo en el momento de los honores a la bandera, una vez que terminó ésta ceremonia llegó el momento de despedirme de mi familia, si, es ridículo porque los iba a ver cada 20 min que saliera a comer, sin embargo creo que es un gesto simbólico de suma importancia en el que les agradezco por apoyarme y dejarles el control total de mis necesidades durante los próximos 3 dias.

Imaginen que en un parpadeo están mas de 20 atletas formando un círculo tomados de la mano en concentración total y al siguiente estás escuchando el número 3, en un conteo regresivo del 10 al 1. Así es como lo recuerdo, me cuesta trabajo recordar el momento exacto en el que todo comenzó, fué tan rápido y era tanta mi expectativa de comprobar si después de sufrir por meses aprendiendo a nadar lo había logrado, que ansiaba entrar y vivirlo, y ¿que creen? ¡Fué la primera vez en la vida que disfrute muchísimo nadar! No podía creer lo bien que me sentía y la unión y fluidez que lograba con el agua, si bien sigo siendo un mal nadador, al menos había logrado disfrutarlo.

En un instante logré entender a la perfección las palabras de Bruce Lee:

“You must be shapeless, formless, like water. When you pour water in a cup, it becomes the cup. When you pour water in a bottle, it becomes the bottle. When you pour water in a teapot, it becomes the teapot. Water can drip and it can crash. Be water my friend.”

Cuando menos lo creí estaba en la última vuelta de 12 y no podía creer lo bien que me sentía, para mi el Ultra ya había valido la pena, aún faltaba mucho, pero en ese instante, me sentía completamente lleno. “Si puedo cruzar el canal de la mancha” fué mi pensamiento antes de dar las últimas brazadas.

FB_IMG_1510106599724

Salí con calma hasta que vi a mi esposa y a mi hermano emocionados de lo bien que lo había hecho, me sentí bien conmigo mismo de que en esta ocasión no los hice esperar hasta el final y ver esa sonrisa forzada por ser el último en salir. Ver la transición con bicicletas me emocionó tanto que me cambié de ropa lo mas rápido que pude y sali lleno de energía a ¡darlo todo! No me importaban los dias que faltaban, en ese momento ¡quería dejarlo todo!

Arranqué con un ritmo increíble, lleno de energía, sentí que apenas comenzaba cuando ya llevaba 10 km, avancé sin contratiempos y poco a poco fuí alcanzando a otros atletas, les mandé lo mejor de mi energía y seguí sin parar hasta la desviación que me llevaría a la zona clave de este evento “La Bufa”, una subida tan ambivalente que es difícil saber que predomina, si el enamoramiento por las hermosas vistas que te ofrece o el cansancio de la pendiente que parece interminable.

IMG-20171106-WA0023

Creo que traía una vibra tan chida que subí mas rápido de lo que creí que lo haría, a solo un par de km de llegar a la cima comencé a ver a los punteros descender, así que sabía que estaba en una buena posición y aún podía dar más, llegando a la cima me detuve un par de minutos para comer y comenzar el regreso. Tanto mi crew como yo nos veíamos y nos sentíamos bien, bromeamos un poco y estábamos contentos de que este día estaba cerca de terminar.

IMG_20171104_061834_559

El regreso fué bastante rápido y cuando menos me di cuenta ya estaba nuevamente en Fresnillo, una motocicleta me esperaba a la entrada de la ciudad y me guió durante los últimos kilómetros.

Mientras llegaba a la meta me di cuenta de lo mucho que me gusta hacer esto, a pesar de que en esta etapa de mi vida mi tiempo y mi energía están dedicados a mi famila y varios proyectos de trabajo, el estar ahí enfrentando mis debilidades, encontrando un pequeño haz de luz en mi mente y llevando mi cuerpo hasta donde siempre me han dicho que no tengo la capacidad de llevarlo, liberó torrentes de adrenalina que me pusieron la piel “chinita” mientras entraba a la meta escuchando que conmigo se completaba el “top 10” del dia 1.

IMG-20171103-WA0011

En ese momento el UltraMX ya me había llegado hasta los huesos y nació la determinación de salir los próximos 2 dias a darlo todo. Se acercaban los dias llenos de emociones y experiencias nuevas que ya les platicaré…

MIKE